Chicago Union Station

Originalmente, Union Station tenía una casa de máquinas que alojaba el Great Hall, rodeado de las calles de Adams, Jackson, Clinton y Canal, y un edificio de andenes directamente al oriente entre Canal y el Río Chicago. En la década de 1930, se vendieron los derechos aéreos sobre las vías al sur y al norte del edificio de andenes para edificios en los que anteriormente estaban el Chicago Daily News y la oficina principal de correos. En 1969, el edificio de andenes fue derrumbado para la construcción de otros dos edificios de oficinas sobre las vías y andenes. Por consiguiente, la casa de máquinas es lo único que queda de Union Station al nivel de la calle. En 1991, se completó una renovación mayor de las instalaciones para pasajeros, ascendiendo a un costo de $32 millones.

Durante la segunda guerra mundial, cada día más de 100,000 pasajeros usaban la enorme terminal. En la actualidad el edificio maneja más de la mitad de esa cantidad, principalmente viajeros locales que van al trabajo mediante seis diferentes líneas Metra –Milwaukee North y West, North Central Service, BNSF Railway, Heritage Corridor y SouthWest Service; y también pasajeros intraurbanos que viajan en trenes de Amtrak. La estación es propiedad de Chicago Union Station Company, una filial de Amtrak.

Desde Union Station es muy fácil hacer la transferencia a los autobuses de la Autoridad Vial de Chicago, y los trenes subterráneos y elevados están a corta distancia a pie. En el lobby de boletos de metra hay taquillas automáticas donde se pueden comprar tarjetas de tránsito y pases para visitantes. La estación también se encuentra próxima a otros servicios de transporte como taxis y autobuses intraurbanos.

Union Station ofrece un patio de comidas, abierto los siete días de la semana desde las 5:30 a.m. hasta la medianoche, con cadenas nacionales de comida y restaurantes locales favoritos. Otros servicios incluyen venta de periódicos, florería, baños, cajeros automáticos, dos bares y un salón de juego. También hay teléfonos públicos y una comandancia de la Policía de Amtrak.

Las puertas de la sala de espera abren diariamente de las 5:30 a.m. a las 12:40 a.m. Los taquilleros de Metra atienden de las 6 a.m. a las 11 p.m. diariamente.

La estación cuenta con diez entradas: dos sobre la calle Clinton, dos sobre Jackson, tres sobre Canal, dos sobre el malecón del Río Chicago y otra sobre la calle de Madison.